Con la ayuda de sus diarios —escuetos, pero rebosantes de elocuencia—; la parte de su correspondencia que ha logrado sobrevivir —más que al deterioro físico, a la amnesia y a la desidia colectivas—; grandes dosis de emoción e ilusión, y el respeto y la admiración más absolutos hacia su figura, nos sumergimos en la fascinante filosofía musical de Josef Keller para adaptar las pocas piezas de su autoría que se han conservado y reconstruir otras que a día de hoy se encuentran perdidas —quizá lo estén ya para siempre—.

Todo un trabajo de arqueología filarmónica con el fin de dar a conocer al gran público la obra de Josef Keller. Trayéndola al lenguaje de nuestra época, en el que tienen cabida todo tipo de instrumentos —de antes y de ahora—, desde un chelo hasta un sintetizador, pasando por el theremín y la guitarra, el violín y la melódica, el acordeón y la sierra, o el mirlitón y el contrabajo, queremos rescatarla del olvido, el más amargo de los sinsabores que un creador, sea del campo que sea, puede experimentar.

Por otro lado, en las redes sociales y la página web del proyecto, mediante entradas en forma de diarios, cartas y poemas firmadas por un Josef Keller virtual, recreamos la emocionante —y a la vez cruda— realidad de un músico errante, al que el ansiado éxito se le resiste una y otra vez, en el embriagador contexto de la Europa fin de siècle. En este sentido, para dotar al conjunto de mayor realismo y verosimilitud, hemos introducido en escena, igualmente, a otros personajes virtuales (amigos, familiares, amantes…) que interactúan con el protagonista a través de sus comentarios en dichas redes.

En la actualidad, el colectivo cuenta con la participación de las siguientes personas:

Nicolás Montero: asesoramiento histórico, artístico y estético.

Gonzalo Montero: composiciones, guitarra, sierra, banjo, coros, etc.

Quike Chaparro: bajo, contrabajo, coros, etc.

Carlos Torres: sintetizador, melódica, sierra, mirlitón, coros, etc.

Patricia Colado: violonchelo, guitalele, sierra, campanas, crótalos, coros, etc.

Lete G. Moreno: batería, tabla de lavar, percusión, coros, etc.

Fernando Hernández: recitados.

Patricia Pérez: técnico de sonido.

 

jk